10 agosto 2015

Parlamentarias 2015: La cancha inclinada


El 6 de Diciembre se elegirá en Venezuela a los diputados de la Asamblea Nacional para el período 2016-2020. Estas elecciones son muy interesantes porque son las primeras elecciones legislativas desde 1998 que se celebran sin la presencia del portaviones del PSUV, el ex presidente Hugo Chavez Frias. Asimismo estas elecciones se celebran en un clima de altísimo rechazo al presidente de la Republica. Según datos de la encuesta de Junio de Datanalisis el 84% considera que la situación del país es de Regular hacia Muy Mala y el 68.8% de los encuestados considera la gestión del Presidente Maduro de Regular hacia Muy Mala.

Ante este escenario sería posible esperar que en las próximas elecciones la oposición gane y obtenga una mayoría de los 167 curules (84 o más). Esta forma de pensar sin embargo ignora las tendencias históricas de voto de los últimos años. Algunas de estas son:

  • que existe poco trasvase de votos del oficialismo a la oposición, y viceversa. 
  • que el grupo de NiNis son muy decisivos –e históricamente han votado más hacia el chavismo
  • que la tasa de participación de los oficialistas y opositores duros puede compensar por menos apoyo dentro de los NiNis
Finalmente otro factor muy importante en la matemática electoral es que las elecciones parlamentarias tienen un sistema electoral sesgado (ya escribí sobre esto en 2010 -aquí-, asimismo El Universal escribió sobre esto recientemente -aquí-) que beneficia al oficialismo.

Es en particular de este ultimo punto a lo que me voy a dedicar en el resto de este post.

Basado en un análisis estadístico de las ultimas tres elecciones presidenciales y las legislativas del 2010 generé dos estadísticas para cada centro de votación. Por un lado un índice de apoyo al oficialismo y por el otro un índice de participación. El primer índice mide que tan oficialista/opositor es un centro de votación; el segundo mide que tan alta es la participación (histórica) en ese centro de votación. 

Utilizando el primero de estos índices entonces se pueden categorizar los diferentes centros de votación en base a si el centro es:

  1. Oficialista duro
  2. Oficialista blando
  3. NiNi
  4. Opositor blando
  5. Opositor duro

Mientras más votos obtenga uno de los dos bandos de forma consistente en ese centro de votación más se irá hacia ese lado. 

De esta forma es posible clasificar más de 10,000 centros de votación. La figura 1 muestra unos ejemplos tomados de esta clasificación. En particular muestra dos centros electorales – uno del oficialismo duro y uno de la oposición dura – y cinco que son lo que en la jerga anglosajona se conoce como toss-up, es decir centros que unas veces favorecen al oficialismo y otras a la oposición. Las barras muestran el porcentaje de votos del oficialismo en cada uno de estos centros y los colores (de azul a rojo) muestran que tan opositor/oficialista es.



Figura 1.
Una vez clasificados los centros electorales podemos observar estos datos por estados. En el panel derecho de la parte superior, se puede ver que hay dos estados de tendencia opositora (Miranda y Tachira), nueve que alternan (Ni-Ni), y doce de tendencia oficialista (Trujillo y Portuguesa quedando clasificados como duros del oficialismo). En términos de participación podemos observar que los estados llaneros y del sur suelen ser los de mayos abstencionismo (panel izquierdo)


Figura 2.

Asimismo, en la figura 2 (parte inferior), podemos observar que de los mas de 10,000 centros de votación clasificados la mitad son del oficialismo duro (panel izquierdo), mientras que casi un cuarto son opositores. Al ver la cantidad de votantes que agrupan estos centros, sin embargo, podemos ver que se empareja un poco el panorama. Esto se debe a que el chavismo controla muchos centros de votación con una media de 500 electores, mientras que la oposición –por ser fuerte en zonas urbanas- se agrupa en pocos centros de votación mas grandes.

El ultimo paso entonces es calcular cual es la tendencia inicial de cada distrito electoral. Esta no es una tendencia definitiva puesto que la participación electoral puede modificarla, pero sirve como punto de partida para un análisis detallado de los posibles escenarios electorales. La figura 3 entonces muestra estos valores.


Figura 3.


Como se puede observar, el panorama no es muy alentador para la oposición puesto que tiene muy pocos distritos seguros, mientras que el oficialismo tiene un número considerable de distritos con un fuerte apoyo.  

Resumiendo estos datos en la Tabla 1 podemos ver que la oposición parte con circunscripciones que le favorecen que suman 16 diputados, mientras que las del oficialismo suman 60; 37 están en el campo Ni-Ni y dadas las encuestas se podría asumir que tendrán tendencia opositora. Si a esos diputados nominales les sumamos los 51 que se elijen por lista – y que es posible que se dividan a la mitad en todos los estados que elijen 2 y 2:1 a favor de la oposición en los estados con 3 (Carabobo, Miranda, Zulia) – entonces la oposición sumaria 43 diputados y 80 si se le suman los Ni-Ni, el oficialismo por el otro lado sumaria 84 y si le asignamos los 3 indígenas tendría 87. 

84 es el numero mágico para saber quien será el Presidente de la próxima Asamblea Nacional…

Tabla 1.
Oposición Ni-Ni Oficialismo Total
Nominal
16
37
60
113
Lista
27
0
24
51
Indigenas
0
0
3
3
Total
43
37
87
167

* Para un análisis más detallado pueden contactarme a mi correo electrónico.

















30 abril 2015

Es la economía (parte II)

Un poco actualizando el análisis realizado en el último post (Es la economia estup...) pero ahora con encuestas realizadas hasta el mes de Febrero del 2015...

No es mucha sorpresa que, a falta de una mejoría en los indicadores económicos, la evaluación negativa de la Gestión de Gobierno sigue en aumento. En este punto vale la pena preguntarse cual es la estrategia del gobierno ya que mientras menos mejoría haya menos son las posibilidades de que pueda obtener una mayoría en las elecciones parlamentarias.


Figura 1 Predicción de Evaluación de Gestión  Negativa  Versus Dólar Paralelo

Por un lado se podría pensar que el gobierno está esperando que la oposición se derrumbe en su propia inestabilidad. Esto es una posibilidad ya que la oposición ha demostrado mas de una vez una falta de vision política a largo plazo. No creo en la utilidad de esta estrategia -en este momento- por dos razones, una porque en base al análisis realizado esta claro que la situación económica influye mas en la evaluación de la gestión del gobierno que las acciones de la oposición (como las protestas de febrero de 2014). Por otro lado, esta claro que la gente no vota por la oposición por su capacidad de articular una visión de país, por el contrario la gente vota a la oposición a pesar de su incapacidad de articular una visión de país como protesta a la situación económica/política.

Otra opción dentro del seno del ejecutivo podría ser dejar que la oposición gane las elecciones parlamentarias y adjudicar las medidas económicas necesarias a la necesidad de negociar con ellos. De esta forma el gobierno podría intentar aminorar el costo politico de algunas medidas impopulares como por ejemplo el aumento de la gasolina o subidas de impuestos (que el gobierno podría pedir a la asamblea nacional aprobar). Este es un camino riesgoso, pero relativamente factible. El punto importante aquí es buscar minimizar el costo político de medidas económicas poco populares.


Una segunda pregunta interesante seria saber si una renuncia presidencial podría generar un shock y mejorar la evaluación de la gestión de gobierno, no creo pero podría haber quienes le quieran dar un segundo chance a otro jerarca del chavismo sobre todo si propone realizar cambios reales ...




 Figura 2 Predicción de Evaluación de Gestión Negativa Versus Inflación

24 octubre 2014

Es la economía Estúp...

Durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 1992 el equipo de Bill Clinton hizo famosa una frase "It's the Economy, Stupid" (Es la Economia, Estupido). Después de mas de un año gobernando en Miraflores esta frase nos permite explicar también el aumento en la desaprobación de la gestión de Maduro en Venezuela.



Yo había escrito con anterioridad que la oposición tenía problemas para convencer al electorado de los problemas de la gestión de Maduro. Su estrategias comunicacional y política son erráticas por ser generoso y los problemas internos no ayudan a convencer a un electorado que todavía tiene dudas sobre como se comportaría la oposición de llegar a Miraflores. Esto ayudó a explicar en gran parte el porqué del fracaso del "referendum" que intentó hacer la oposición con las elecciones municipales de Diciembre de 2013. 

Mucho ha pasado desde entonces, las protestas de febrero, la re-organizacion de la MUD, la continuación de los problemas que tiene Venezuela, a pesar de esto la oposición sigue sin capitalizar mucho este descontento. Es mas A PESAR de la oposición la popularidad de Maduro ha seguido bajando consistentemente hasta el punto que ya todas las encuestadoras, tengan estas sesgo pro-opositor, pro-gobierno, o no tengan sesgos (definido este sesgo según los análisis de elecciones pasadas realizados en este blog), le dan a Maduro niveles de desaprobación por encima del 50% (ver figura 1). Ademas de esto, las encuestadoras también han comenzado a dar numero de aprobación que llegan hasta un 30%, alcanzando así a las encuestadoras con sesgo pro-opositor que daban estos números desde el principio (Ver figura 2).


Figura 1 Datos de Evaluación de Gestión Negativa y Predicción Lineal, por Sesgo


Figura 2 Datos de Evaluación de Gestión Positiva y Predicción Lineal, por Sesgo

Para corroborar este análisis procedo a hacer un análisis estadístico mediante una regresión lineal para evaluar esta relación. La Tabla 1 muestra los resultados de tres regresiones:·                     Primero, una regresión que evalúa que tanto afectan los días de gestión y el sesgo de la encuestadora a la evaluación positiva.·                     El segundo modelo es similar pero para le evaluación negativa.·                     Finalmente el tercer y último modelo estima como afecta el número de días a aquellos que no tienen una opinión sobre la gestión de gobierno.

Tabla 1 Regresión Lineal de Evaluación de Gestión

En la Tabla 1 entonces se puede observar que igual que en análisis previos las encuestadoras con sesgo Pro-Oposición difieren considerablemente de aquellas con sesgo Pro-Gobierno y las de encuestadoras sin sesgo. Una encuestadora Pro-Oposición le da a Maduro 13 puntos menos de gestión positiva (poniéndolo en 37% en lugar de 50%) mientras que le dan 9 puntos porcentuales más de gestión negativa (poniéndolo así en 49% en lugar de 40%) esto claro sin contar el número de días. El efecto del numero de días es positivo para la evaluación negativa, es decir que mientras mas días pasan mas aumenta la evaluación negativa (a un ritmo de 4 puntos porcentuales cada 10 días, o 12 al mes).  En términos de la evaluación positiva el numero de días afecta de forma negativa disminuyendo la aprobación presidencial (a un ritmo de 2 puntos porcentuales cada 10 días, o 6 al mes).

Para tratar de entender el comportamiento tan claro de aumento constante de la evaluación negativa de gestión obtuve, basado en el modelo lineal, unas predicciones de evaluación negativa de gestión. Esta serie pase a compararla con dos indicadores económicos, inflación (figura 3), valor del dólar paralelo (figura 4). 

Como se puede observar en la figura 3 el indice de precios al consumidor es errático en su subida y bajada, aunque tiene una tendencia clara de aumento que sigue la evolución de la desaprobación presidencial.


Figura 3 Predicción de Evaluación de Gestión Negativa Versus Inflación


La figura 4 sin embargo, que compara la desaprobación con el valor del dólar paralelo muestra una relación mucho mas clara entre los dos indicadores.


Figura 4 redicción de Evaluación de Gestión Negativa Versus Dólar Paralelo


Finalmente para poder corroborar estas relaciones procedo nuevamente a realizar una regresión lineal. La tabla dos muestra tres modelos, dos modelos bivariados donde comparo la serie de desaprobación con el valor del dólar paralelo (modelo 1) y el indice de inflación (modelo 2), y un tercer modelo donde se incluyen estas dos variables y otras dos variables que nos permiten identificar si hay alguna diferencia entre el periodo pre y post elecciones municipales, o el periodo pre y post protestas de febrero.

Tabla 2 Regresión Lineal de Evaluación de Gestión

Los resultados de la Tabla 2 dan cuenta del efecto altamente significativo del dólar paralelo en el aumento del indice de desaprobación del primer mandatario. El indice de inflación por el contrario, solo ayuda modestamente una vez el efecto del dólar paralelo se tiene en cuenta. Las variables que demarcan los periodos politicos de Maduro no tienen ningún efecto.

Estos modelos muestran claramente la relación entre el deterioro de la economía y el descontento con la gestión del Presidente Maduro. Claro está es necesario hacer una aclaratoria final, dirigida especialmente a aquellos que ven esto y automáticamente traducen eso en una derrota electoral del oficialismo. Ese análisis es errado por simplista, un evento electoral no solo activaría la maquinaria del chavismo sino que reactivaría la dicotomía gobierno-oposición que hasta ahora no ha beneficiado mucho a esta ya que los independientes (que siguen siendo un tercio del electorado) han favorecido al chavismo.  Para que la oposición pueda capitalizar este descontento con la gestión gubernamental deben poder presentarse como alternativa coherente y con un plan claro de acciones a tomar  y dejar de ser y parecer erráticos en el rumbo que quieren darle al país.