24 octubre 2014

Es la economía Estúp...

Durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 1992 el equipo de Bill Clinton hizo famosa una frase "It's the Economy, Stupid" (Es la Economia, Estupido). Después de mas de un año gobernando en Miraflores esta frase nos permite explicar también el aumento en la desaprobación de la gestión de Maduro en Venezuela.



Yo había escrito con anterioridad que la oposición tenía problemas para convencer al electorado de los problemas de la gestión de Maduro. Su estrategias comunicacional y política son erráticas por ser generoso y los problemas internos no ayudan a convencer a un electorado que todavía tiene dudas sobre como se comportaría la oposición de llegar a Miraflores. Esto ayudó a explicar en gran parte el porqué del fracaso del "referendum" que intentó hacer la oposición con las elecciones municipales de Diciembre de 2013. 

Mucho ha pasado desde entonces, las protestas de febrero, la re-organizacion de la MUD, la continuación de los problemas que tiene Venezuela, a pesar de esto la oposición sigue sin capitalizar mucho este descontento. Es mas A PESAR de la oposición la popularidad de Maduro ha seguido bajando consistentemente hasta el punto que ya todas las encuestadoras, tengan estas sesgo pro-opositor, pro-gobierno, o no tengan sesgos (definido este sesgo según los análisis de elecciones pasadas realizados en este blog), le dan a Maduro niveles de desaprobación por encima del 50% (ver figura 1). Ademas de esto, las encuestadoras también han comenzado a dar numero de aprobación que llegan hasta un 30%, alcanzando así a las encuestadoras con sesgo pro-opositor que daban estos números desde el principio (Ver figura 2).


Figura 1 Datos de Evaluación de Gestión Negativa y Predicción Lineal, por Sesgo


Figura 2 Datos de Evaluación de Gestión Positiva y Predicción Lineal, por Sesgo

Para corroborar este análisis procedo a hacer un análisis estadístico mediante una regresión lineal para evaluar esta relación. La Tabla 1 muestra los resultados de tres regresiones:·                     Primero, una regresión que evalúa que tanto afectan los días de gestión y el sesgo de la encuestadora a la evaluación positiva.·                     El segundo modelo es similar pero para le evaluación negativa.·                     Finalmente el tercer y último modelo estima como afecta el número de días a aquellos que no tienen una opinión sobre la gestión de gobierno.

Tabla 1 Regresión Lineal de Evaluación de Gestión

En la Tabla 1 entonces se puede observar que igual que en análisis previos las encuestadoras con sesgo Pro-Oposición difieren considerablemente de aquellas con sesgo Pro-Gobierno y las de encuestadoras sin sesgo. Una encuestadora Pro-Oposición le da a Maduro 13 puntos menos de gestión positiva (poniéndolo en 37% en lugar de 50%) mientras que le dan 9 puntos porcentuales más de gestión negativa (poniéndolo así en 49% en lugar de 40%) esto claro sin contar el número de días. El efecto del numero de días es positivo para la evaluación negativa, es decir que mientras mas días pasan mas aumenta la evaluación negativa (a un ritmo de 4 puntos porcentuales cada 10 días, o 12 al mes).  En términos de la evaluación positiva el numero de días afecta de forma negativa disminuyendo la aprobación presidencial (a un ritmo de 2 puntos porcentuales cada 10 días, o 6 al mes).

Para tratar de entender el comportamiento tan claro de aumento constante de la evaluación negativa de gestión obtuve, basado en el modelo lineal, unas predicciones de evaluación negativa de gestión. Esta serie pase a compararla con dos indicadores económicos, inflación (figura 3), valor del dólar paralelo (figura 4). 

Como se puede observar en la figura 3 el indice de precios al consumidor es errático en su subida y bajada, aunque tiene una tendencia clara de aumento que sigue la evolución de la desaprobación presidencial.


Figura 3 Predicción de Evaluación de Gestión Negativa Versus Inflación


La figura 4 sin embargo, que compara la desaprobación con el valor del dólar paralelo muestra una relación mucho mas clara entre los dos indicadores.


Figura 4 redicción de Evaluación de Gestión Negativa Versus Dólar Paralelo


Finalmente para poder corroborar estas relaciones procedo nuevamente a realizar una regresión lineal. La tabla dos muestra tres modelos, dos modelos bivariados donde comparo la serie de desaprobación con el valor del dólar paralelo (modelo 1) y el indice de inflación (modelo 2), y un tercer modelo donde se incluyen estas dos variables y otras dos variables que nos permiten identificar si hay alguna diferencia entre el periodo pre y post elecciones municipales, o el periodo pre y post protestas de febrero.

Tabla 2 Regresión Lineal de Evaluación de Gestión

Los resultados de la Tabla 2 dan cuenta del efecto altamente significativo del dólar paralelo en el aumento del indice de desaprobación del primer mandatario. El indice de inflación por el contrario, solo ayuda modestamente una vez el efecto del dólar paralelo se tiene en cuenta. Las variables que demarcan los periodos politicos de Maduro no tienen ningún efecto.

Estos modelos muestran claramente la relación entre el deterioro de la economía y el descontento con la gestión del Presidente Maduro. Claro está es necesario hacer una aclaratoria final, dirigida especialmente a aquellos que ven esto y automáticamente traducen eso en una derrota electoral del oficialismo. Ese análisis es errado por simplista, un evento electoral no solo activaría la maquinaria del chavismo sino que reactivaría la dicotomía gobierno-oposición que hasta ahora no ha beneficiado mucho a esta ya que los independientes (que siguen siendo un tercio del electorado) han favorecido al chavismo.  Para que la oposición pueda capitalizar este descontento con la gestión gubernamental deben poder presentarse como alternativa coherente y con un plan claro de acciones a tomar  y dejar de ser y parecer erráticos en el rumbo que quieren darle al país. 

12 setiembre 2014

Polling the Scottish Referendum Polls - September 12th

Given the new poll published today by YouGov today I re-ran the analysis and the difference between the No and Yes has increased a couple of points. It seems that the trend favoring the Yes has stopped momentarily (see figure 2).

YES: 46.92 %
NO: 53.07 %

Figure 1

Figure 2




11 setiembre 2014

Polling the Scottish Referendum Polls - September


A week from today ,on Thursday 18 September, 2014, the people of Scotland will have the opportunity to vote on whether Scotland should be an independent country. As it is expected polling companies have measured public opinion in order to assess whether or not Scots will vote in favor or against in the referendum.

When we look at all the polling data publicly available[i] we can see that throughout the past two years most polls have given the No a majority (close to 50%), while the “Yes” option (for independence) has seen an average of support around 37% of interviewees (see figure 1). Of course the tendency over time has changed and the polls have gotten increasingly close in the last month.

Figure 1


Given that what is important is to try to figure out the outcome come September 18th we need to see the evolution of this polling data, and to average of these polls. In order to average the polls we need to consider that each poll is different, and more importantly that each polling house proceeds differently to survey the public and weight the responses. As such I used a statistical technique to average the polls which takes into account these differences[ii].  

Figure 2 plots all the available polls (in red the No option and in blue the Yes) without considering non respondents. The blue and red line show the evolution of the averaging of the polls. As it can be seen the gap, which was very wide for a long time has considerably narrowed in the last month. And while the ‘Yes, Scotland’ campaign is still losing the difference is less than 4 percentage points (Yes: 48.35% ; No: 51,65%).

Figure 2

Just to end the analysis, it is worth noting that despite the differences in methodologies between the different polling houses currently polling scots, there doesn’t seem to be any major biases. In fact, according to the estimation no house has a bias significantly different than zero (figure 3); which is not necessarily the case all the time and means that there is overall agreement between all polling houses and where the trend line is.

Figure 3