28 diciembre 2015

ADelante a luchar miliciano...

Viendo la reciente pelea en la oposición sobre quién debe liderar la nueva Asamblea Nacional (2016-2020) me llama la atención que el nombre de Henry Ramos Allup (HRA) sea una posibilidad, no porque no tenga las capacidades para ejercer dicho rol sino por lo que simboliza. 

Ramos Allup es posiblemente de todos los diputados electos el que más conecta a la MUD con el pasado que el chavismo critica. Es no solo el Secretario General de AD desde 2000 sino que ademas fue Diputado al Congreso Nacional por cuatro períodos lo que lo ubica en el Congreso por lo menos desde 1979. Nuevamente, esto no es en si ningún problema, es solo llamativo que la alianza que dice "Venezuela Quiere Cambio" decida que su cambio es volver al pasado, por más que AD nos recuerde en sus tweets que "#ConADseViveMejor".



Pero me distraigo del punto que quiero hacer. La relevancia que tiene, para mí, que Henry Ramos Allup tenga siquiera posibilidad de ser el presidente de la próxima Asamblea Nacional es que por más que Acción Democrática fue criticado desde antes de la llegada de Chávez -ya me acuerdo yo lo mal que se hablaba de ellos en los noventa y lo criticada que fue la guanábana-. Y por más que pareció por un momento que nuevos actores tanto oficialistas como opositores habían entrado y habían desplazado a los dinosaurios de la política venezolana, como bien dice la canción AD "no estaba muerto estaba de parranda". 

AD fue en la pasada Asamblea Nacional (2011-2015) la primera fuerza de la oposición y será en la siguiente (2016-2020) la segunda fuerza.

Que AD tenga esta relevancia no me sorprende, ya que AD por más que no contó con mucho poder institucional por mucho tiempo si contó ciertamente con una base nacional -a diferencia de los otros partidos opositores-. Ya en 2011 había escrito lo siguiente:

"Es importante resaltar, sin embargo, que el partido –distinto al MVR/PSUV– con mayor presencia nacional en las últimas dos elecciones es AD. Este partido aparece como primera o segunda fuerza en la mayoría de los estados (ver Tabla VII), concordando así con los índices que muestran a AD como la segunda fuerza en términos de nacionalización. Este comportamiento no es sorprendente dada la historia de AD en Venezuela, su arraigo en los diferentes estados y su estructura organizativa que lo llevó a conducir la mayoría de los gobiernos del periodo democrático y a ser la principal fuerza política venezolana precolapso. Esta organización y trayectoria le ha permitido revitalizar su estructura en los estados menos apetecibles electoralmente (aquellos más rurales y de más difícil acceso)." (Sagarzazu, 2011 p. 133) 

En las regionales de 2012 AD estaba de tercera fuerza nacional detrás de Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, pero como dije entonces (en este blog"Se observa por ejemplo como solo AD y Primero Justicia tienen apoyos relativamente altos (salvo Miranda y Aragua donde PJ tiene mucho mayor apoyo que en el resto del pais). Ambos partidos rondan en promedio el 5% de votos en las diferentes entidades. Un Nuevo Tiempo sin embargo, a pesar de ser la segunda fuerza opositora, tiene muy poco respaldo a nivel nacional y su fuerza nacional viene de más del 30% de votos en el estado Zulia." 

Por alguna razón extraña tengo una fascinación con el colapso y resurgimiento de AD. No me extrañaría para nada que el próximo abanderado presidencial opositor cuente con el apoyo explícito del partido del pueblo. Si yo fuera líder de AD buscaría que la famila social-demócrata se una nuevamente bajo el manto del partido blanco. Un primer paso podría ser el apoyo en bloque de estos partidos a la candidatura de HRA a la presidencia de la Asamblea Nacional. Pueden los líderes de AD absorber a UNT? es posible en tanto que las aspiraciones nacionales de UNT disminuyan... Más difícil va a ser que VP se una...


Adelante a luchar milicianos, 
A la voz de la revolución...
 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario